Gracias al post de José Carlos Perea Torre, consultor senior SOA & arquitecturas de integración, he conseguido aclarar varios temas válidos para mi proyecto fin de carrera titulado “Estudio y desarrollo de una solución SOA para un entorno logístico”. Este post, me posibilita fortalecer el modelo logístico necesario para la adopción de una arquitectura orientada a servicios. Aunque el texto no cite la arquitectura ni las herramientas idóneas para diseñar un entorno en el cual se unan un conjunto de aplicaciones distribuidas que exporten un conjunto de operaciones que puedan ser utilizadas por las demás, si que expone las ventajas y dificultades que supone la adopción de una arquiectura SOA en el sector logístico.

A continuación el post de José Carlos Perea Torre al completo:

Dentro de los ámbitos de aplicación de una arquitectura SOA, uno de los sectores que  merece una especial atención por sus características y peculiaridades es el sector de la Logística y Transporte.

En este post se analizan las principales ventajas y dificultades que supone la adopción de esta arquitectura  en el sector logístico.

En primer lugar se analizan las características y necesidades propias del sector:

1) Integración con Clientes

En un operador logístico uno de los factores clave para su éxito es la capacidad y velocidad que posea su infraestructura IT para la integración con sus potenciales clientes.  Normalmente cada cliente ofrece una interfaz específica, no estandarizada ni reutilizable. El coste para el operador de mantener cada una de estas interfaces crece a medida que aumentan sus clientes.

2) Operativa común de almacén.

Para la mayoría de clientes una vez integrados dentro del sistema IT del operador, la operativa del almacén es muy similar. Las operaciones típicas son las siguientes:

a)      Maestro Artículos: el cliente envía al operador el listado de artículos con su código, descripción, peso, volumen.

b)      Entrada Mercancías: envío de mercancía al almacén para proveerlo de stock.

c)       Pedidos Salida: preparación de pedidos en el almacén que se enviaran al destino indicado por el cliente

d)      Confirmación de pedidos: tanto para la entrada y salida de mercancías el operador debe informar al cliente de la cantidad recibida o enviada indicando si hubiera alguna discrepancia.

e)      Foto de Stock: informar al cliente periódicamente del stock disponible de cada artículo.

3) Trazabilidad, Gestión de Errores, Tolerancia a Sobrecargas.

Estas son las principales características que debería soportar el sistema de IT para proporcionar una alta calidad de servicio a los clientes.

La operativa diaria de un almacén no mantiene un flujo constante de pedidos, sino que lo mas habitual son picos de trabajo con gran cantidad de pedidos que se deben procesar, tratar y preparar en el almacén en un corto periodo de tiempo.

Un fallo en el sistema provocado por una sobrecarga puede implicar una completa parada del almacén, afectando a numerosos clientes.

La gestión inadecuada de los errores puede causar que los pedidos no se procesen correctamente provocando retrasos en el almacén, devolución de pedidos por parte del cliente, etc.

Ante estas características habría que cuestionarse si una arquitectura SOA proporciona una solución adecuada para cubrir estas necesidades.

Los pilares sobre los que se basa una arquitectura de este tipo son los siguientes:

Mediante el uso de interfaces estándares, regulados y reutilizables se puede reducir la diversidad de interfaces con cada cliente disminuyendo el coste del desarrollo y mantenimiento de los mismos.

Además el uso de estándares permitiría la captación de nuevos clientes al facilitarles el cambio de proveedor logístico.

Sin embargo, el principal beneficio es la reducción drástica del time to market de los nuevos servicios ofertados a los clientes.

Con la composición de servicios reutilizables que implementen la operativa de almacén se podrá responder  rápida y fácilmente las necesidades de negocio de cada cliente en particular.

El uso de herramientas de SOA Governance que proporciona una constante monitorización de la actividad de los procesos y servicios servirá para detectar cuellos de botella, sobrecargas y errores dentro del sistema permitiendo anticiparse y actuar en consecuencia reduciendo sus efectos.

Este paso marcará el punto de inflexión entre una actitud correctiva y una visión preventiva e incluso predictiva, detectando errores potenciales aguas arriba del proceso.

En este punto se han analizado las necesidades particulares del sector logístico y las ventajas que ofrece una arquitectura SOA en este entorno.

Para terminar este post se exponen a continuación las principales dificultades que impiden que se extienda esta arquitectura.

1) Tecnologías Obsoletas

La mayoría de los clientes y operadores posee un sistema IT anticuado, centralizado y poco evolucionado que no permite realizar un salto fácil hacia una arquitectura distribuida.

2) Reticencia al cambio

La herencia de metodos y tecnologías con una trayectoria madura genera una inercia organizacional y a nivel IT difícil de vener. La gestión del cambio y ganar sponsors de relevancia que respalden estas iniciativas es crucial.

3) ROI a medio plazo

Habitualmente y más en tiempo de crisis, se busca el retorno inmediato y quick wins. Precisamente por ello es necesario identificar iniciativas iniciales de efectos positivos rápidos para posteriormente extenderlos a mejoras de mayor calado. Una primera aproximación hacia la cultura de servicios suele ser el paso más adecuado.

4) Poca inversión en TIC

Relacionado con el punto anterior, son tiempos de escasas inversiones y con alto impacto en retorno. Por ello se aconseja aprovechar otras iniciativas que incluyan orientaciones hacia los servicios apalancando en inversiones con focos diversos.

Anuncios